Niegan que hubiera irregularidades en la obra en la que murió un trabajador en accidente laboral


Abogadoaccidentemalaga.es
El Juzgado de lo Penal acogió el juicio contra el encargado de una obra, los dos responsables de la seguridad y el contratista de la misma que se enfrentan a dos años de prisión por la muerte de un trabajador, en el que los cuatro imputados negaron que hubiera irregularidades, atribuyendo el accidente a una imprudencia.
 
Antes del inicio de la vista, la acusación particular de la familia del fallecido, retiró su acusación al haberse conformado con la indemnización pagada por las compañías aseguradoras. El primero en declarar fue el encargado de la obra, que explicó que el 19 de diciembre de 2006 se encontraba en el edificio que estaban construyendo, en Albacete capital, en el hueco del ascensor, donde había una plataforma auxiliar de tableros, asentados sobre unas vigas de hierro, a dos plantas del suelo.
 
Explicó que estaba allí porque se había roto uno de los tableros, por lo que estaba haciendo una reparación, volviendo a montar el entablado. El acusado explicó que todos los huecos del ascensor tenían barandillas de protección, que él llevaba puesto el arnés y que el fallecido no lo llevaba, porque sólo le estaba pasando material por detrás de la barandilla.
 
Antes de poner el último tablero, tuvo que bajar porque vino un tabiquero, ordenándole al fallecido que buscara el tablón que le faltaba y lo dejara en la pared, ordenándole expresamente que no siguiera el trabajo. Cuando estaba abajo, el trabajador se precipitó al vacío. El acusado también explicó que él dejó la barandilla cerrada.
En cuanto a la plataforma, explicó que la había construido con el conocimiento de sus jefes y bajo su autorización y que era la única forma de subir material a las plantas de arriba. Además afirmó que no llevaba redes, porque la plataforma se construía poniendo las vigas de hierro desde fuera, con lo que no era necesario.
 
Después declaró el encargado de la seguridad y jefe de obra, que en líneas generales corroboró lo dicho por su subordinado y añadió que «el accidente fue por imprudencia, no por defecto en la seguridad». Además añadió que la colocación de las redes en un hueco de ascensor tan estrecho era más peligroso que no ponerlas. Unas afirmaciones que también fueron corroboradas por el coordinador de seguridad y el empresario.

Entre los siguientes testigos, declaró uno de los policías que llevó la instrucción del caso, que aseguró que cuando estuvo en la obra no había ningún arnés y que no vio el supuesto puntal que lo sujetaba, aunque no podía asegurar que no estuviera allí.
 
Pero sin duda, la declaración más polémica fue la del inspector de trabajo, ya que contradijo lo dicho por todos los acusados, afirmando que la colocación de la plataforma debía aparecer en el plan de seguridad y no lo hacía. Que el encargado debía trabajar con arnés y no lo hacía y que las redes eran indispensables.
 
En sus conclusiones el fiscal, solicitó una pena de dos años de prisión para los cuatro procesados, mientras que los letrados de las defensas pidieron la absolución de sus clientes. El letrado del empresario y dos de los trabajadores, afirmaba que «lo que ha existido es una imprudencia temeraria del trabajador».

En RINBER abogados, somos abogados especialistas en reclamación de indemnización por accidente de trabajo, es aconsejable contar con un abogado especialista en accidentes de trabajo.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0 (from 0 votes)

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Comments & Responses

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellene el Captcha *
Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.