RESPONSABILIDAD DE UN PEATON EN LA PRODUCCIÓN DE UN ACCIDENTE DE TRÁFICO.


Abogadoaccidentemalaga.es

Accidentes de tráfico responsabilidad del peatón

En primer lugar, debe destacarse que los peatones tienen una serie de obligaciones cuando transitan por las vías públicas que, a su vez, son utilizadas para la circulación de los vehículos a motor. Estas obligaciones están desarrolladas en los arts. 121 a 125 RGCi, aprobado por RD 1428/2003, de 21 noviembre EDL 2003/156972? art.121 EDL 2003/156972  art.122 EDL 2003/156972  art.123 EDL 2003/156972  art.124 EDL 2003/156972  art.125 EDL 2003/156972  . Si estas obligaciones son incumplidas por los peatones y, como consecuencia de ese incumplimiento, se causan daños a terceros, estamos en presencia de la responsabilidad extracontractual prevista en el art. 1902 CC; es decir, si como consecuencia de una acción u omisión del peatón se infringe una norma de conducta prevista en los preceptos reglamentarios indicados y se causa un daño a un vehículo a motor o a su conductor, concurren todos los presupuestos para exigir responsabilidad civil al peatón.

En segundo lugar, en el caso planteado se hace necesario examinar la incidencia causal de la conducta del peatón y del conductor del vehículo a motor en la producción del daño y el grado de diligencia exigible a cada uno de ellos. En definitiva, siempre se suscita la posible concurrencia de conductas y de culpas de ambos implicados.

En tercer lugar, hemos de partir de que en el ámbito de las actividades con riesgo, como es la de la circulación de vehículos a motor, a la hora de determinar la entidad de las culpas concurrentes no pueden ser aplicados los mismos criterios para medir la culpa del peatón que la del conductor del vehículo a motor. No deben serlo porque quien crea una situación de riesgo o controla un instrumento de riesgo le debe ser exigible un grado de diligencia superior que a quien no lo hace. Desde esta perspectiva, no puede apreciarse de idéntica manera la concurrencia de culpas cuando las víctimas son conductores de vehículos que cuando son peatones porque estos últimos no deben soportar el riesgo de la circulación de vehículos. Es cierto que al peatón se le debe exigir un comportamiento diligente cuando utiliza la vía pública pero también, el grado de diligencia exigible al conductor del vehículo es mucho mayor que el que puede exigirse al peatón pues el alcance de los daños que pueden derivarse del incumplimiento de ese deber de diligencia es muy diferente en uno y otro caso.

En cuarto lugar, al examinar la concurrencia de culpa del conductor del vehículo a motor deberá exigirse un grado mayor de diligencia de tal manera que aún cuando el acto desencadenante del daño sea una conducta imprudente del peatón (por ejemplo, cruce de calzada por lugar no habilitado para ello y de manera inopinada), deberá comprobarse si el conductor del vehículo actuó con el elevado grado de diligencia a él exigible (por ejemplo, exceso de velocidad, visibilidad suficiente para apercibirse de la presencia del peatón y eludir el atropello sin riesgo para el conductor), y, si estuvo a su alcance evitar el atropello o aminorar sus consecuencias, daría lugar a una exención de responsabilidad del peatón o una reducción de la cuantía de la indemnización.

En conclusión, no existe ningún obstáculo para exigir responsabilidad civil a un peatón como causante de daños materiales a un vehículo a motor o a su conductor cuando infringe una norma de conducta establecida reglamentariamente pero deberá valorarse también la incidencia de la conducta del conductor del vehículo perjudicado a quien se le exige, por utilizar un instrumento de riesgo como es el vehículo, un grado de diligencia superior y, si el conductor pudo eludir el atropello o aminorar sus consecuencias dañosas, ello dará lugar a la exención de responsabilidad del peatón demandado o a la reducción de la indemnización.

Por último, a efectos ilustrativos, se indican algunas sentencias que condenan al peatón como responsable único del siniestro: SAP Madrid, de 17 junio 2008; SAP Alicante de 12 diciembre 2007; SAP Barcelona de 25 octubre 2007.

 

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0 (from 0 votes)

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Comments & Responses

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellene el Captcha *
Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.